Archive for diciembre 2018

Cliente, no ahorques a tu proveedor, porque te cortarías un brazo

Así como ambos brazos son parte de un mismo cuerpo al cual sirven, el cliente y el proveedor son parte del mismo objetivo y para ello se deben colaboración mutua.

Si bien es cierto que hay proveedores ambiciosos que sólo desean obtener sus ganancias a corto plazo y otros que andan ofreciendo baratijas envueltas como si fueran joyas, por ahora me refiero sólo a los proveedores idóneos, aquellos que tienen productos o servicios probados y que resuelven a un precio de mercado algún problema operativo o satisfacen alguna necesidad de la empresa mandante. Ellos siempre buscaran la fidelidad del cliente y eso sólo se obtiene con excelencia y compromiso en él servicio, cualquier otra cosa es sólo poesía.

Sin embargo, hay empresas cuyos representantes ante el proveedor llegan a degradar esta relación hasta hacerla insostenible, asfixiando al proveedor. Hay muchas evidencias al respecto. Por ejemplo, al momento de negociar los precios hay clientes que tratan de exprimir la relación en favor del mayor beneficio económico, castigando severamente la utilidad del proveedor, lo que puede afectar la calidad del servicio y lastimar la relación entre ambos. Lo más frecuente es aplicar políticas de pago abusivas que superan los treinta o sesenta días posteriores a concluido el servicio. Finalmente, podemos citar el caso que en ocasiones los proveedores son sometidos a penalizaciones leoninas ante errores o incumplimientos.

Un cliente inteligente y maduro sabe que un proveedor satisfecho con la relación entre ambos puede generarle diversos apoyos que no se incluyen en un contrato u orden de compra, Si se logra construir una relación de confianza, correcta y amable entre ambos, en general el proveedor podrá flexibilizar los tiempos y los precios; entregara un servicio más entusiasta y dará prioridad a las necesidades del cliente; tendrá buena disposición de ayudar en tiempos de crisis, y recomendara soluciones o innovaciones adicionales a los problemas de la empresa.

Hoy más que nunca dado el volumen de información y la complejidad de las relaciones y mercados, el proveedor como un stakeholder de la visión más amplia de empresa es un actor crucial en el éxito de los negocios. Trátelo bien.