Archive for noviembre 2018

Del adiós a los Baby Boomers a la reinvención de la rueda

No es ningún misterio saber que desde hace más de una década que los Baby Boomers (BB: personas cuya edad fluctúa entre 55 y 70 años) se están jubilando masivamente, o se están muriendo… más bien nos vamos a morir más temprano que tarde, porque yo soy uno de ellos… así es el sano ciclo de la vida. Bueno, esto no sería ningún problema, salvo por el hecho de constatar que esta generación estuvo dominando la sociedad por lo menos en los últimos 30 años, y claro omnipresentes en el mundo del trabajo. Ahora que se van al cementerio o a la casa a descansar se llevan en su cerebro toda la experiencia que acumularon en sus años de duro trabajo.  Entonces no es de Perogrullo decir: “adiós Baby Boomers – adiós experiencia.”

¡Claro que los jóvenes (generación X y Millenium) de hoy generan experiencia!, pero hay una diferencia notable con estas generaciones, porque las actuales son leales a sus profesiones y no a las empresas como lo eran lo BB, por ende, se cambian de empleador cuando se aburren; los maltratan un poco; o deciden tomar un avión y vivir una experiencia en algún exótico país, y por ende renuncian con alta frecuencia, por lo tanto, en los procesos industriales la generación de expertos se dilata enormemente.

Encontrar un BB con más de 25 años o más trabajando en una empresa es normal, pero hallar a un X o a un Millenium por más de 5 años en una empresa es raro.   Y convengamos que un experto se hace con el tiempo, con la suma de experiencias amargas y dulces; con paciencia y disciplina; con análisis y estudio, en años de ejercicio y aprendizaje. La perseverancia o constancia no es precisamente algo que distingue a los jóvenes de hoy.

Por lo tanto, me atrevo a asegurar que hoy en las empresas están perdiendo muchísima experiencia y deberán atinar que cada vez que despiden con aplausos a un BB deberán al día siguiente empezar a recrear su conocimiento (tácito) y reinventar la rueda nuevamente.

 

Captura de Conocimiento Experto

Usando el poder de la conversación y multimedia para la retención de experiencia crítica

Los expertos en cualquier especialidad técnica o de gestión son personas muy calificadas y escasas, que tarde o temprano se convertirán en un valor no disponible para apoyar los procesos productivos. Ellos se pueden cambiar de empresa (incluso a la competencia), pueden tener un accidente o se enferman y si no, tarde o temprano se van a jubilar.

¿Cómo asegurarse de que su próxima generación de empleados no tenga que reinventar todo el conocimiento que se encuentra en el cerebro del experto? ¿Cómo evitar no repetir los mismos errores con los cuales él aprendió?  Piense en el tiempo y el dinero que se pierde cada día porque alguien tiene que reinventar la rueda porque no existe registro de ese conocimiento.

El enfoque tradicional está limitado por las herramientas y los métodos que conocemos en un entorno de oficina, es pedir a los expertos que escriban notas, o preparen disertaciones o hablen de su experiencia. Seamos realistas: los mejores expertos no siempre son buenos escritores, que no siempre crean presentaciones convincentes, que se aburren hasta el bostezo por esos ejercicios, y el producto final es a menudo “.ppt” que nadie recuerda.

El concepto asociado de “storytelling” y la multimedia, es una manera de retener el conocimiento de alguien, son formas claramente superiores para capturar y entregar conocimientos, ya que la generación Millennium está dispuesta para absorber la información de esa manera.

Un Consultor de conocimiento puede conducir al experto, mediante entrevistas y análisis, a la extracción de toda su experiencia en una temática específica, esto porque el experto puede hablar sin preocuparse de un formato rígido, él simplemente habla y relata su experiencia vivida, como si hablara consigo mismo. Esta es una manera mucho más natural para una persona describir lo que domina. Pero muy pocos saben cómo extraer; registrar; procesar; y crear cápsulas de aprendizaje audiovisuales con los valiosos y únicos consejos del experto.

Pino Alto con su producto Biblioteca de Conocimiento, propone un proceso sistemático para retener el conocimiento experto y entregar un producto atractivo y de alta calidad que permita compartir con toda su organización este conocimiento.

Un proceso típico se desarrolla de la siguiente manera:

 

Tu experiencia es tu conocimiento tácito

Tu experiencia es tu conocimiento tácito

Directo al meollo del asunto: el conocimiento tácito es básicamente experiencia personal acumulada.

Por cierto, tiene características muy singulares: se va creando lentamente; y es finito (muere cuando el cerebro deja de funcionar); es intangible; desestructurado y difícil de expresar; estrictamente personal; inevitable; es un poderoso referente omnipresente de nuestro comportamiento; y por cierto amoral.

Por ejemplo, lo que escribo ahora es parte de mi conocimiento tácito, porque esta basado en mi experiencia o vivencia personal, o sea en lo que he vivido, leído, hecho, razonado, sentido, estudiado y todo lo anterior mezclado con mi historia, mis genes, y mis emociones, luego se va cocinando a fuego lento y se transforma en un amasijo desestructurado que radica en mi red neuronal. Una manifestación compleja de conocimiento tácito, por ejemplo, es la intuición.

Todos, sin excepción, generamos con los años conocimiento tácito y lo almacenamos en el mismo lugar: en nuestro cerebro. El conocimiento es neutro éticamente hablando, no es bueno ni malo, simplemente es. Ahora otra cosa es que sea valioso para un noble propósito, o indispensable para un proceso productivo, o nos sumerja en los oscuros suburbios del comportamiento humano.

Tenga presente y no se confunda, un manual o un procedimiento que tenga instrucciones precisas y estructuradas de cómo hacer alguna acción de manera correcta, es lo que se llama conocimiento explicito; y este siempre es fácil de registrar, escribir filmar, etc., pero para que exista este tipo de conocimiento, antes debe haber existido el conocimiento tácito que permitió crearlo.

Los maestros del conocimiento tácito

Los expertos son personas que más allá de cualquier jerarquía o título académico tienen como característica central un talento y mucha, pero mucha experiencia en alguna disciplina y por ende muchísimo conocimiento tácito. Los expertos en las industrias o empresas de cualquier tipo y en cualquier parte del mundo son personas preciadas y respetadas, porque su presencia evita muchas veces accidentes; son buenos mentores; facilitan la innovación; pero sobre todo son indispensables en los procesos productivos críticos. Sin embargo, no siempre RR.HH. actúan con la debida anticipación y cuando ellos se jubilan o se van a otra empresa, se llevan en su cerebro todo el conocimiento tácito y de ahí viene los dramas, especialmente para el área de Producción.

Para ir cerrando, las empresas que invierten en tratar de conservar el conocimiento tácito de sus expertos se caracterizan por que ya han sufrido la pérdida de más de algún experto; y además tienen procesos complejos que demandan una alta especialización cognitiva. Durante los últimos años he entrevistado a decenas de expertos para identificar y retener sus mejores consejos asociados a un conocimiento tácito especifico de ellos, y puedo dar fe que siempre trabajan en empresas que tiene esas características. El resto deberá respirar y animarse a recrear una y otra vez el conocimiento tácito de sus expertos.