Bye Bye Baby Boomers

Terminada la 2da. Guerra Mundial los hombres y mujeres cansados de tanta tragedia humana, decidieron hacer el amor intensamente, quizás como una forma de borrar tanta destrucción y odio. Resultado, millones de niños nacieron, especialmente en Europa y USA entre 1946 y 1964, fue una “explosión de niños”, por eso a esta generación de humanos se les denomino Baby Boomers (BB).

Durante los últimos 30 años ellos han establecido las reglas en todo ámbito: familiar, educacional, laboral; político, religioso; económico y social. Nada se les escapo. Normaron y establecieron formas de convivir que aún hoy imperan, pero como en la Roma del año 470, decaen irremediablemente, no ante hordas de bárbaros, sino ante los brios de las nuevas generaciones http://pinoalto.cl/blog/2014/08/19/una-generacion-mas-feliz/ .

Huella de BB

Los Baby Boomers han dejado huella: con sus bases familiares muy patriarcales no hicieron mucho esfuerzo por superar las características machistas heredadas; desde niños, sin mucha TV, sus juegos eran comunitarios o de barrio, de ahí su estilo competitivo y hábiles en el lenguaje corporal; de jóvenes abrazaron con pasión utopías sociales, luego en el mundo laboral han sido trabajólicos y jerárquicos; comprometidos más con el ascenso laboral que con la familia y la felicidad personal; muy hábiles en la política de oficina; conservadores ante el riesgo y proclives a ahorrar, sufrieron decepciones profundas, no solo en lo político sino además, dado las crisis económicas, muchos fueron despidos sin muchas disculpas de sus supuestas estables empresas, de esta manera fueron constituyendo la base estructural de muchas instituciones y por cierto logrando grandes avances y rotundos fracasos.

Por ejemplo, durante estos años se descubre la vacuna contra la polio, la píldora anticonceptiva; y se hace el primer transplante de riñón; se inicia con fuerza la carrera espacial y la aviación comercial; irrumpe la TV sin colores y los discos de vinilo; la guerra de Vietnam y de Corea se estrellan socialmente con el movimiento hippie; el mundo se ve en dos colores: EE.UU. v/s URSS. y sus aliados, se produce la llegada de Fidel Castro a Cuba y se diseminan los golpes de Estado por America Latina; en China, Mao Tse-tung impulsa la “revolución cultural”; mientras la Iglesia Católica se renueva de la mano de Juan XXIII; se crea la OPEP y se desatan las ambiciones petroleras; al ritmo de un rock’n’roll Elvis Presley escandaliza con su movedizo baile de caderas; y el astronauta Yuri Gagarin es el primer humano que mira la tierra desde el espacio en toda su extensión; la mujer conquista más derecho civiles; las familias y sus casas se reducen; y los abuelos empiezan a dejar de ser referentes familiares.

Lentamente los BB se despiden

Actualmente muchos viven “la edad sándwich”, ya que por un lado apoyan a sus padres, ya ancianos, y por otro a sus hijos que aún demandan su atención y ellos al medio cargan con sus cansancios, sueños y alegrías, y sienten que se juegan sus últimos tiempos. Sin embargo, la mayor parte de los Baby Boomers están sufriendo un desgarro personal e inevitable, están en retirada, de hecho cada ocho segundos se jubila uno de ellos en el mundo, y se lleva a su casa todo el conocimiento que pudiera haber obtenido en sus largos años de trabajo. Resultado: quedan vacantes puestos críticos como en instituciones gubernamentales; empresas; FF.AA.; hospitales; universidades; etc. Entonces los lideres se esmeran en buscar motivadores que respondan a la necesidad de retener los “talentos jóvenes” porque son pocos y no muy dados a quedarse quietos en una sola parte. Pero, ¿son demasiado viejos los BB para realizar trabajo significativo a los 63, 65 o 70 años?. Por supuesto que no, las actitudes hacia el trabajo y hacia las personas mayores capaces de trabajar van a ser mucho más importantes que los estereotipos que anidamos mentalmente sobre esa edad. Lo cierto es que las empresas cada día están necesitando más mantener activas las características laborales de estos BB y su experiencia.

El blanco y negro de la ausencia de los BB

En general como muchos Baby Boomers tienen un poder adquisitivo consolidado y han dejado el mundo laboral o están pronto hacerlo, se han potenciado los negocios para el adulto mayor: casas de reposo y gimnasios especializados; amplia oferta de viajes de turismo o del ocio; artículos adecuados para la edad; remedios, alimentos y diversos artilugios para conservar algo de juventud; cursos y talleres universitarios para sus inquietudes culturales; cientos de artículos periodísticos, he incluso espacio en redes sociales como twitter son claros ejemplos de lo anterior.

Sin embargo, los Gobiernos ven con preocupación el impacto en los temas de seguridad social de esta enorme cantidad de adultos mayores que hacen presión sobre los sistemas gubernamentales y privados. Hoy en día aunque la pobreza de los pensionados se está volviendo un desafío creciente y la mayor esperanza de vida significa más discapacidad (por ejemplo Alzheimer), los países occidentales tienen que pensar en cómo enfrentaran la encrucijada de “más viejos y menos jóvenes” en la sociedad actual y futura.

Queramos o no los Baby Boomers llenaron y ocuparon su tiempo dejando como legado a sus hijos y nietos su impronta generacional. Ellos, como toda generación, han sido producto de sus circunstancias, y lo que corresponde hoy es no repetir sus errores y agradecerles e imitar sus aciertos.

 

Andrés Cabrera Croquevielle

Referencias usadas:

La era del envejecimiento, George Magnus.

Brindis y Prólogos, José Ortega y Gasset

5 comments

  1. Carlos Tippman dice:

    Gracias Andres, lo voy a ver.
    Saludos
    Carlos

  2. Guillermo Muñoz dice:

    Gracias Andrés.
    Bueno al artículo y bueno los temas del blog, felicitaciones!

  3. Miguel Alfaro dice:

    Bueno bueno, BBBB!!

  4. Roberto Ibieta dice:

    Buen artículo!!

    Saludos,

    RIB

  5. Raúl León dice:

    Excelente tu artículo Andrés!
    Felicitaciones.
    R.León