GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO Y LOS DISPOSITIVOS MÓVILES

Febrero de este año fue el mes elegido para uno de los espectáculos deportivos más importante del mundo, la 46ª edición del Super Bowl (más de 90 millones de espectadores). No me considero un fanático de este deporte, incluso no lo entiendo del todo, sin embargo un espectáculo de tal magnitud es digno de observar. Como no lo transmiten ni en el cable ni en la televisión abierta, lo vi cómodamente desde mi tablet a través de un “streaming”. Aparte del partido en si, existe un espectáculo aparte que es el medio tiempo, donde cada año grandes artistas, nos entregan un show de la más alta calidad, este año la elegida fue Madonna y no decepcionó. Debo reconocer que me gusto tanto el partido como el espectáculo, pero mi verdadera motivación era lo que venia al final de cada “quarter”, la lucha de publicidad, donde se estrenan los mejores comerciales. Cada año, las grandes empresas gastan enormes sumas de dinero (un comercial de 30 segundos cuesta 3.5 millones de dólares) para exponer sus nuevos productos. Este año al igual que los anteriores el gran competidor fue la industria automotriz, seguido por la industria de bebidas. Sin embargo, existe una nueva industria que de a poco se ha ido incorporando y compitiendo con estos gigantes empresariales, es la industria de los dispositivos móviles (smartphones, tablets, etc).

Dispositivos móviles

Hoy en día para nadie es un misterio el creciente mercado de los celulares, existen más de 20 millones de ellos en Chile, de los cuales una alta cantidad son smartphones, donde los celulares no smart quedarán relegados sólo para aquellos que no les interese la tecnología o bien  no quieran estar conectados todo el día a los mails o redes sociales, pero ¿cual es el gran cambio de tener o no tener un Smartphone? Las aplicaciones.

En un mercado donde existen más de un millón de aplicaciones, se han descargado más de 14 billones de estas y sólo durante el año 2011 esta industria tuvo ganancias por más de 15 billones de dólares. En un negocio donde existen toda clase de aplicaciones, juegos; finanzas; salud; u otras, me pregunté ¿existirán aplicaciones en estas tecnologías para la  gestión del conocimiento?.

Durante febrero asistí a un “meet up” en Concepción denominado emprendimiento en la educación, me lleve una grata sorpresa cuando el expositor, un norteamericano, había desarrollado una aplicación móvil para crear de forma rápida y fácil eLesson con la finalidad de instruir a compañeros, colegas, estudiantes y compartirlo a través de medios de comunicación social por medio de iPad.

¿Y la gestión del conocimiento en las empresas?

Hace algunos meses atrás tuve que aprender a hacer unos arreglos mecánicos, por lo que decidí hacer lo que siempre hago cuanto tengo que aprender a hacer algo, utilizo los famosos “How to” de Youtube en mi PC. El video duraba aproximadamente cuatro minutos y explicaba paso a paso como ejecutar la reparación, sin embargo cuando llegue a implementar lo aprendido sólo recordaba los primeros pasos. Estuve desde mi auto al PC una y otra vez. Me pregunte, si las empresas se llenan de videos operacionales, ¿a cuantos trabajadores les pasa lo mismo que a mi?.

Existen cientos de definiciones de conocimiento, nosotros lo definimos como “todo aquello que nos permite realizar una acción”, es decir, no es lo que sabes sino lo que haces con lo que sabes, por lo tanto si estos videos operacionales no logran realizar la acción, entonces no estamos gestionando conocimiento y por lo tanto no se esta ayudando a los resultados del negocio. El problema es que la mente humana es capaz de retener pequeñas cantidades, y por poco tiempo, de información para lograr una aplicación adecuada de ésta. Este problema es transversal a todo tipo de implementación de herramientas de gestión del conocimiento. Hoy en día existen las herramientas tecnológicas que permitirían llevar el conocimiento a terreno y aumentar notoriamente la eficiencia operacional de un sinnúmero de labores.

Reflexión final

Aunque la gestión del conocimiento, a diferencia de lo que muchos creen,  no son herramientas tecnológicas, muchas veces se apoya en éstas. Hoy, el mundo va caminando en la senda de las tecnologías móviles y la gestión del conocimiento, como otras disciplinas, deben ir amoldándose a esta tendencia o morir en el intento.

Pino Alto, a través del concurso 9ª Convocatoria de Innovación y Emprendimiento de Innova Bío Bío,  esta desarrollando un sistema de portabilidad a smartphones de una plataforma de aprendizaje organizacional y capacitación y así contribuir con un granito a esta emergente tendencia.

De botón una muestra: los invito a que vean un estupendo comercial de dispositivos móviles del Super Bowl 2012….

Y además pueden disfrutar del futuro de la gestión del conocimiento y la portabilidad…

 

 

Andrés Cabrera

Pino Alto

acabreran@pinoalto.cl

 

Comments are closed.